Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El coraje es fuego y el abuso y maltrato es humo ―Benjamin Disraeli―

Cómo denunciar el mobbing o acoso laboral

Ya antes de empezar acciones legales, el acosado debe informar a la compañía de la situación.

Debes saber que todo trabajador agredido está en su derecho a ejercer acciones legales para proteger sus derechos. Estas acciones legales pueden ir dirigidas contra el hostigador (puede denunciarle por la vía civil y penal), contra la empresa (las demandas pueden ser laborales, civiles y penales) o bien contra los dos.

Cuando el trabajador reconozca que es objeto de acoso, debe tomar las próximas medidas:

Ponerse en contacto con profesionales que puedan asistirles a anular el acoso o bien mitigar sus efectos (médico, psicólogo…)
Poner los hechos en conocimiento del Comité de Seguridad y Salud de la compañía (si lo tiene) o bien del representante legal de los trabajadores, con la meta de que comiencen una investigación reservada y objetiva, de las acciones que la victima demanda.

Ya antes de empezar acciones legales, el acosado debe informar a la compañía de la situación (si bien ésta sea encubridora o bien instigadora del acoso), en tanto que el empresario es quien se encarga de los daños que sus trabajadores padezcan en la compañía. La comunicación va a deber efectuarse por escrito y el trabajador debe preservar una copia en la que conste el recibí de la compañía. De esta forma va a poder acreditar que el empresario tuvo conocimiento de los hechos y no actuó en su defensa. Es recomendable que un profesional asista al trabajador a escribir este escrito.

Desde el instante en que se informe a la compañía, el trabajador deberá demandar la presencia de su consultor legal o bien sindical en cualquier asamblea a la que sea convocado. Hay que llevar cuidado ahora en tanto que las conductas violentas del hostigador pueden exacerbarse y la compañía puede procurar llegar a algún tipo conforme (así sea ventajoso para el trabajador o bien no) para quitarse de encima el inconveniente.

Una vez informados los profesionales precisos y la compañía, podemos tomar las próximas medidas:


Vía administrativa

La inspección de trabajo:
A fin de que actúen debemos presentar una demanda frente al servicio administrativo, en la que incluiremos los hechos del acoso, los datos cronológicos, los nombres de las personas implicadas, la carta de información a la compañía, los informes médicos, psicológicos o bien del comité que tengamos y cualquier otro dato o bien documento que consideremos esencial.

Una vez el inspector acredite los hechos va a poder procurar llegar a una solución consensuada o bien comenzar un procedimiento sancionador. Hay que tener en consideración que es simple probar que se nos ha apartado, que no se nos paga o bien que no se nos asignan labores mas la degradación o bien la ridiculización, por poner un ejemplo, son bien difíciles de probar, con lo que no siempre y en todo momento se logrará satisfacción por esta vía. No obstante, no debemos evitarla en tanto que es el paso inicial preciso que debemos entregar.


Vía judicial

Tribunales de Justicia: El profesional que nos asesore va a poder apuntarnos las posibilidades que tenemos y las acciones que podemos interponer:

Vía penal:
Los delitos de coacción, agresión o bien amenazas pueden denunciarse por la vía penal. Asimismo podemos incluir en esta vía al empresario, si bien no haya participado activamente en el mobbing, por no haber puesto en marcha las medidas precisas para prevenir o bien frenar los daños al trabajador.

Jurisdicción social: Si el hostigador era el propio empresario, podemos denunciar por esta vía y lograr la extinción del contrato y el resarcimiento por daños y perjuicios.

Jurisdicción civil: Se pueden entablar acciones de responsabilidad extracontractual contra el atacante o bien el empresario.

Vía contencioso-administrativa:
Puede emplearse esta vía si el acosado es un funcionario público y el atacante alguno de sus superiores o bien compañeros de trabajo. Para esto, va a deber demandar a sus superiores jerárquicos que tomen medidas para eludir el daño, prevenirlo y repararlo. Si en el plazo de 3 meses no le han contestado afirmativamente, va a poder denunciar frente a la jurisdicción contencioso-administrativa para pedir la ejecución de esas medidas y la indemnización por daños y perjuicios que le corresponda.

Acciones frente a la Seguridad Social:

Si el acoso laboral ha ocasionado en la victima una enfermedad laboral que le inhabilita para trabajar, va a tener derecho a que la Seguridad social le reconozca la pensión pertinente. Si dichas enfermedades no aparecen en el listado de enfermedades profesionales (como puede acontecer en el caso de depresiones o bien trastornos de ansiedad producidos por el mobbing), precisará informes de médicos especialistas en enfermedades psíquicas.

TAGS: denunciar mobbing, acoso laboral, mobbing, acoso en el trabajo